martes, noviembre 30, 2004

Con una lágrima en la gargánta.-




Tuve el agua cortada por un tiempo y el servicio recién se reestablece. ¡Y pensar que en el tiempo de corte en trámite tenía pareja!. Nadie que haya estado con quién no compatibiliza, me entenderá. Y por eso lo escribo.
Qué ganas de deshacerme de esa polifónica sombra cuando me acosaba a llamadas, cuando pedía explicaciones y cuando el “¿con quien más chateas?” titilaba en la pantalla del Pc. Cuándo cantaba esas canciones del Salo Reyes uúultimas de fomes. Últimas. Salo, por si lees esto, nada personal, sólo que eso de la lágrima en la garganta me sabe a cistitis, gripe, coqueluche y cuestiones así. Cero para el romanticismo-uno para la rutina. Llega a ser insoportable cuando tus amigas te cantan el “Un burrito San Vicente lleva carga y no lo siente”, porque al mino si lo tenía encima y si lo sentía, me pesaba. Ahora quedamos en eso de la amistad. Claáaro, de lo más amigos. Como si no viera en su cara la pica que le dá cuando miro a un mozo buen-moso y le pido un “sex at your home”, que digamos, es la especialidad de la casa. Claro, ahí amigablemente te deja un lindo tatuaje minimalista color púrpura y yo le intruseo la billetera en búsqueda de una evidencia que me deje comprobarle el mutuo free-lance. Igual le tengo cariño, me reí mucho con él. Pero me abrazaba tan-tan-tán bien, que su brazo peludo se convertía en soga. Como Salo Reyes lo conocí, cantando en un Karaoke, y como Salo se fué, haciendo una perfomance en un barucho estilo Wc, con baldosas blancas incluidas. Y ahora me queda la duda, de reconocerme una incompetente para este tipo de relaciones y convertirme en una idiota más de las que conozco, o ser un “As” en el taca-taca, yendo siempre detrás de la patada. Creo que se lo tendré que preguntar al chico del agua que ahora está por reparar el medidor, mientras el “burrito-San-Vicente” recomienda no mover la llave de paso.
Posted by Hello

3 comentarios:

Roberto dijo...

Qué bueno esto Cloe, lo leo 2, 3 veces, y cada vez le descubro algo más.

Me gustó.

Saludos, para tí, blogger.

Anónimo dijo...

Se alarga la noche, mientras la letra acude a ocupar el puesto del amor ausente.
En mis labios quedan mudas las palabras por decir, solo la lluvia y la noche,
acompañan con su eco, el retumbar del vacío que ocupa mi pecho.
Me falta el aire, es costumbre,
la sensación de ahogo que siento,
por estar vivo en este lugar que encierra mi alma.

Huir…
Todos los intentos son vanos.
Cualquier esperanza incierta.
Mis tristezas conocen todos los atajos.
Todas mis historias se agolpan sobre mí.
Lluvia de corazones rotos.
Un nudo en la garganta, cuantas veces lo habré de sentir.

¿Cuántas veces?
Mi alma presa de mí…
Mi alma presa …
Danza de edades a dos tiempos,
mientras pierdo el compás.
Vuela mi alma loca,
sobre la noche que separa los cuerpos.
Vuela mi alma sobre la tuya,
agota mi cuerpo su respiración.
Debo volver.
y…mientras
esperar el momento en que me brindarás
la brisa de un instante.
la caricia perdida
mi pequeña muerte

Isla Bienaventurada.
Habrá un nuevo tiempo y
Podré descansar en ti..

arayalopez dijo...

jajajajaja no podi conocer a un loco cantando a lo salo..
me lo imagino..