miércoles, diciembre 22, 2004

Dar vuelta la página.-


Cuando uno sale del colegio tiene todas las expectativas en el cambio de página, en la llegada de la U, en esos prometidos “nuevos ambientes” que alojan a un conglomerado y confuso pack de amigos, conocidos, compañeros y posibles “pior es nada”. Y si, uno conoce si gente nueva , y el primer año de la U es entretenido por eso, te das cuenta que hay gente más loca, fea, y gorda que uno, que hay más tarados y que en fin, no eres la única. Das gracias a abuela por la carbonada repetida, que en el casino sale por $1500, y por las monedas para el metro: Así uno va aprendiendo a ahorrar para el carrete y de paso a mentir sobre tus historias amorosas. Ese es el tiempo que tus profes te han prometido los frutos, por ende, no vas a cagarlas de buenas a primeras contando sobre la fomedad de un colegio de monjas, de un decepcionante amor platónico y de unas desgracias amistosas. Hay que decolorar la historia y tu pelo, cual casting color rojo-pasión.

Eso pasa, pero resulta que ese cambio de página no fue un borrón y cuenta nueva, primero porque no pude ni quise olvidar a ciertas personas y segundo, porque eso de control + alt + suprimir, nunca ocurre. Los problemas y las personas retornan, pero esta vez te pillan desprevenida. Y esa es la vuelta de las viejas fotos, de esas amigas que ya no lo son, pero que fueron importantísimas. Esas viejas fotos de los carretes, sin plata, sin permiso, sin auto, sin cigarros y sin de edad. Cuando prácticamente te tomabai las efervescentes ganas, recién conocías el distinguido carácter de los micreros y reconocías los públicos-objetivos de los garzones que nunca nos atendían o que simplemente nos echaban. Seguramente sospechaban del exceso de maquillaje, de los sostenes con relleno, de toda la producción que significa montar el teatro de ser “más grande” de lo que eres. De jugar a aparentar. En mi caso nunca tuve ese tipo de problemas, en los bares, de hecho creo que me confundieron con “la hermana grande de” o en la prima que se hacia cargo del jardín infantil; pero ese gigantismo nunca ha calzado conmigo, pues sigo siempre con las mismas expectativas sobre las cosas, como una pendeja siempre ansiosa de la página porvenir del el libro y que nunca llega más allá del índice, pero que siempre se te promete para un futuro. Ese disfraz del cuerpo maduro y experimentado tampoco me muestra, ni me sirve.

Con el tiempo conocí a la Lógica, el Ingles, a Kirk, la Química, la primera comunión, la confesión, la declaración, los calzones rotos, las piscolas y también la primera vez, pero siempre a la expectativa de “a la otra va a ser mejor”, “a la otra va a resultar” y el infaltable “todo es por algo”. Y cuando este año ya se termina, y cuando tengo agolpados sobre la cabeza las mil y una obligaciones y proyectos aún no cumplidos, me doy cuenta que ese futuro nunca llega, de que ese “más rato” aún espera. Y me aburrí. Me aburrí de escuchar los consejos de “luego saldrá el sol”, “no seas pesimista” y el “no seay cuática Cloe”. Me aburrí de esperar que las páginas se den vueltas por obra divina, astrológica o azarosa; como sea, me aburrí. Porque sí siento impotencia contra los micreros, las garzonas, y las ganas desvanecidas, contra las amigas que han cambiado y los intereses que hemos perdido, contra el paso del tiempo que descontrola mi memoria y la de esa mirada antigua que siempre retorna para enseñarme a perder, para hacerme reconocer que nunca me han gustado peinarme, que nunca me ha gustado ir a las discotecas y que no tomo piscola porque me pongo peligrosa. Ahora decido tomar distancia de las amigas de siempre, hundirme en las responsabilidades, disfrutar las evasiones y seguir, no hacia delante, sino hacia atrás. Y aunque no logré dar vuelta la página completa de mi pasado, pongo REW, para que de una vez por todas sea capaz del PLAY por mi misma, pues aunque este capitulo de mi historia no la olvide jamás, ya perdí de vista su argumento y su título: ¿“Viejas Amistades”?
Posted by Hello

4 comentarios:

Ntra. Sra. del Caos dijo...

pues a veces parece que las cosas no cambian... o que esos slogans optimistas de despues de la lluvia saldrá el arcoiris o mañana sera otro día... no son los mejores deseos

y esa es la joda de crecer
pero crezca... no envejezca

Javier dijo...

"Erase / Rewind", The Cardigans

ultra_titania dijo...

Fuerte... calaste hondo...
Me robaste un monton de palabras y pensamientos y me dejaste muda... raro...
Sobre lo de retroceder [rendirse jamas]... escuche crecer de ataque y me di cuenta que yo no quiero crecer hago todos los dias rituales para olvidarme de lo que tengo y no tengo que hacer. Si se. La cancion es harto suavecita por no decir light pero igual te deja pensando. Al menos a mi... raro lo del crecer y no...
""disfrutar de las evasiones"" un rato... se esfuman y te opueden perder...
un besote
un saludo navideño atrasado
y buenisssssssimo post.................

Joe el Misterioso dijo...

Ultratitania por aqui también... hay blogs y paginas ajenas que me hacen darme cuenta hasta que punto he perdido la capacidad de escribir correctamente en castellano. Los 27 años pasados en Francia seguramente y el hecho de pasearme en Internet y la tele leyendo y escuchando inglés también.

Buen blog y simpatico personaje. Cool.

===> Joe