miércoles, mayo 11, 2011

piedra xiv

El movimiento imposible imágenes lanza. Del escozor y sus ranuras, dobleces sobrevalorados, a rojas fundas en sus prótesis y lenguas. El brillo me retiene. Saboreo con los ojos. Nada guardado queda en la superficie, acaso piel. Las palideces contrastan doradas con mis vellosidades. Marrón el deseo o quizá engaño, palpo los horizontes de una estructura demasiado animal para volverse cuerpo.

4 comentarios:

crazymouse dijo...

A veces uno, en la búsqueda aleatoria de inteligencia real en el espacio virtual, se encuentra con agradables sorpresas. Tú blog es una de ellas, y mentiría si dijera que lo he leido todo, pero lo que he leido, lo que he visto me ha gustado.

Cuando un cuadro tiene calidad, el marco no necesita ser barroco hasta límites absolutamente estúpidos, y el marco de tu blog hace justicia al cuadro de su contenido.

Un saludo.

crazymouse dijo...

A veces uno, en la búsqueda aleatoria de inteligencia real en el espacio virtual, se encuentra con agradables sorpresas. Tú blog es una de ellas, y mentiría si dijera que lo he leido todo, pero lo que he leido, lo que he visto me ha gustado.

Cuando un cuadro tiene calidad, el marco no necesita ser barroco hasta límites absolutamente estúpidos, y el marco de tu blog hace justicia al cuadro de su contenido.

Un saludo.

Andrea dijo...

Muchas Gracias! Que bellos zapatos los de tu "musa".
:)

Andrea dijo...

Muchas Gracias! Que bellos zapatos los de tu "musa".
:)