miércoles, mayo 25, 2005

Paraguas .-


"Umbrella" de Clif Moore

Paraguas


Y me devuelves el paraguas como si nada
como si no sospecharas que nunca me protegió
como si no supieras lo que significa
como si todo hubiera sido nada, que para mi no lo fue.

Y me devuelves un paraguas negro,
me lo entregas entre tus manos blancas y tus dientes amarillos
como si fuera un hijo, nuestro hijo que no quieres
como si me olvidaras por entregármelo.

Pero este paraguas negro que tengo entre mis manos
yo tampoco lo quiero,
no lo necesito,
ya lo di perdido, como a ti
lo di por hurtado, como a mi
lo di por botado, como nosotros
lo di por vendido, como tus palabras
lo di por olvidado, como las arrugas de tus ojos.

Bien, te acepto el paraguas,
lo acepto porque era mío,
y porque la devolución lo retorna como regalo:
Porque vuelve para no ser (sólo) paraguas.

Vuelve para recordarme que aún me debes una argolla
No la de tu dedo, sino la de mi oreja.
Esa argolla que es como el deseo mío
Y la condena tuya.

Ese deseo devuelto como las noches de agosto
como la humedad de ese cielo negro que descuidaba mis botas
como si mis botas no estuvieran rotas luego de salir corriendo de allí

y, como si sólo se hubiera quedado mi paraguas, en ti.


Cloe Posted by Hello

16 comentarios:

Victor Valdovinos dijo...

Qué grata sorpesa encontrarla por casualidad, revisando una serie extraña de íconos.
Tiene un blog creativo y minucioso.
Saludos mexicanos

maría mayo dijo...

es que a veces los paraguas salen sobrando cuando llueve sobre mojado...

alejandro dijo...

si rebota, usar paraguas
si no rebota ehhh dejarla pasar
o no?

Luis Martínez Álvarez dijo...

"Y me devuelves un paraguas negro,
me lo entregas entre tus manos blancas y tus dientes amarillos
como si fuera un hijo, nuestro hijo que no quieres
como si me olvidaras por entregármelo".

Tremenda imagen, saludos.

Alan's psychedelic breakfast dijo...

Y para que en el frio invierno no me pille desprotegido.

yole dijo...

La distancia a ti me acerca...

Mirada dijo...

Neniña.. querote. Este paraguas es mucho.. muy bueno. ¡cómo dibujas dentro de mi al leerte! :-) agradezco muchísimo que me encontraras, sino yo tardaría mucho más...y sería pecado. Besos.. miles

odyseo dijo...

Felix descubrimiento el que he hecho viniendo hasta aquí para leerte.
Saludos

Juan Carlos Vallejo dijo...

Me pareció estupenda esa forma de ver un objeto como un paraguas que ahora dejaba de ser un objeto utilitario para ser una densidad de signos, de significados. Estupendo.

Sofía del mar dijo...

Que buenas palabras cloe, y como sabes hilvanarlas....
Me gusta aquello de "lo di por vendido como tus palabras" y esto del paraguas negro devuelto como si fuese un hijo común , me ha recordado una de mis poesías favoritas , es de Oscar hahn, en ella el autor consternado con la ausencia de "Ella", nos habla de los fantasmas que rien y juegan ,si hasta los puede oir corriendo por el patio, se trata de los hijos que él y su amada nunca tuvieron ni jamás tendrán.....
Un Abrazo muy apretado y agradecido para ti.
Sofia.-

Sofía del mar dijo...

Esta es el poema referido:

Nuestros hijos amor mío,
son pequeños fantasmas

Los escucho reírse en el jardín
Los siento jugar en el cuarto vacío.

Y si alguien golpea la puerta
corren a esconderse debajo de mi sábana

Los pequeños fantasmas

los hijos que nunca tuvimos
y los que nunca tendremos

Oscar hahn, Chile.
Mal de amor. 1981

Ella y su orgía dijo...

Qué triste, Cloe, pero qué hermoso. Es un gusto leerte.
Por cierto, gracias por el enlace con mi orgía.
Un beso.

Mirada dijo...

A ver niñaaa qué fue pues? jajaja

Ntra. Sra. del Caos dijo...

En un ataque optimista, os felicito que le hayan devuelto el paraguas.. y es que como dijeron llueve sobre mojado

que a mí no me han devuelto argollas, chalecos, discos y calzones.

pero ya no quiero nada de vuelta
quiero idas
idas
que el mundo se mueve.

Erotismo dijo...

si que protege, pero cuidado porque si sale el sol y lo tienes demasiado abierto... puedes perder una gran oportunidad de encontrar luz!

besos

eros

isabelitiya dijo...

que maravilla! me encanta como escribes