jueves, febrero 24, 2005

Ella .-

"Mujer bajando una Escalera" de M. Duchamp
[*]

Ella es bastante estúpida. Se la ha pasado la mitad de su vida llorando por lo que no tiene, y que siempre está a la espera de tener. Ella tiene la insoportable manía de comerse la uñas, tomar coca-cola, toser en las conferencias, mascar chicle con la boca abierta, eructar en la mesa y encerrarse durante horas en el baño. Ella cree que las personas son naturalmente buenas pero no por eso capaces: no todos son capaces de entender sus arrebatos, sus mañas y sus obsesiones, porque ni ella se entiende.
Ella camina todos los días por las mismas calles, cierra su puerta con suntuosa puntualidad y memoriza la patente de la micro a la que se lanza luego de una ardua y sudorosa espera en algún paradero invisible. Ella se echa en el asiento, corta el boleto y lo hace lulos, escucha a la señora con las bolsas del supermercado que comenta las ofertas del pollo asado y de las galletas que se comió sin pagar.

Ella mira en los letreros eléctricos del “info-via”, y allí lee su horóscopo, el de su madre y el de su “pior es na’”, aunque no cree en esas cosas. Ella no cree que la asalten hoy, pero lleva con candado la mochila. Abre el cierre para sacar sus audífonos y escuchar sus canciones en español, mientras le ofrecen un chocopanda-naranja-piña-mora-chirimoya-supergiro-mustang a cien. Ella escucha a un gallego aturdido mientras mira por las ventanas al vendedor de helados recién atropellado y a la señora del supermercado que lanza gritos de pavor contra el chofer. Ella se lava las manos con su jabón en seco, cual pilatos sobre ruedas.

Luego de media hora ella baja en Estación Central, frente al restaurant de los choripanes de perro y camina hacia su U. Ella pisa los tomates, colas de pescado y espinacas que la feria ha dejado como alfombra de honor a tal personaje. Ella llega al edificio, no entra a clases, se sienta en la escalera y espera que pase algo interesante. Toma su coca-cola, prende un cigarro y sigue esperando. En realidad ella es bastante estúpida. Hace 3 años que se sienta allí y aún no sabe como se llama.

Cloe Posted by Hello

8 comentarios:

unsologato dijo...

Ella... ella... vos... yo... nosotros... ellos... todos sin saber la pregunta exacta que permita encontrar la respuesta adecuada... pero se continúa avanzando por el laberinto... y a veces con la alegría de encontrarse con ella como si fuese un pez de ciudad...
Saludo felino!!!

ángel de piedra dijo...

Un besito a ella, para que se despavile en tus labios.

e. dijo...

¿Y qué si ella no sabe su nombre? Los nombres no sirven para un carambas, disque nos dan control, pero ni eso... lo malo es que sin nombres, nos quedaríamos sin palabras y eso dejaría a ella y a nosotros en la nada... Tricky, tricky.
Gracias por visitarme!!! Invitada las veces que quieras... con todo y Coca-cola y cigarro! Besos, e.

NZNZ dijo...

ella tiene que hacer lo que tiene que hacer, tal vez rendirse sea un buen comienzo

RosaNegra dijo...

Ella toma como alcohol los colores de la ciudad. En la Estacion Central sufrió un shock etílico.

Salud!

Marce Infante dijo...

Cloe
Hola, aparezco por aca y es tan lindo tu blog. Me gusta. Me gusta ademas este post. Con santiago como banda sonora.
¿te comiste alguna vez uno de esos choripanes de perro?
...besos

konus dijo...

Ella parece que estudia en mi universidad... me parece haberla visto un par de veces, pero me siento en otra escalera.

A ver si a la próxima le pongo de nombre "cariño malo" y le diré "ay cariño!, no me trates como un niño"...

(ô_Ô)

in.tuyo dijo...

Ella es bella. Y no lo sabe lo suficiente.